Una fiesta de alta cocina saludable

Cuatro grandes chefs exhibieron su sabiduría en los talleres culinarios, una de las novedades del Foro.

La teoría, en forma de ponencias y mesas redondas de destacados expertos, del II Foro Gastronomía y Salud estuvo a muy alto nivel debido al interés de los temas tratados y a la preparación de los participantes. Lo mismo podemos decir de la participación de cuatro destacados cocineros de la escena nacional, que participaron en unos talleres de alta cocina para poner en práctica sus propuestas de platos y productos saludables.

Era tal vez la novedad más importante respecto a la anterior edición y, sin duda, fue todo un acierto poder disfrutar de la actuación de estos primeros espadas. Para hacer partícipes a los profesionales aragoneses en esta fiesta de la alta cocina, cada uno de los chefs estuvo acompañado por un colega de nuestra comunidad autónoma.

Así, Juan Antonio Medina, director gastronómico del grupo Álbora, con el aragonés Leandro Casas, chef del restaurante Gayarre, elaboró una penca de acelga cocida al vacío y acompañada de un caldo. También preparó un plato de carne a partir del cerdo ibérico y un postre consistente en unas peras al vino. Medina aseguró que la gastronomía y la salud deben ir de la mano pero sin olvidar que la gente quiere divertirse cuando va a comer.

El mediático pastelero Paco Torreblanca, con apoyo de Manel García, del Aura, preparó distintas propuestas dulces, como una ostra de plata a base de crema de confitura, unos petit fours para el café con motivos otoñales y una carta a modo de libreta, comestible en todos sus elementos: hojas y muelle. Además, deleitó a la concurrencia con varios vídeos sobre su trayectoria. Fue el más solicitado a la hora de inmortalizar su visita con fotografías con los asistentes al Foro.

El navarro Koldo Rodero, ayudado por David Boldova, preparó cuatro platos de su establecimiento pamplonés en lo que fue un recorrido por todo el valle del Ebro hasta tierras vascas: sopa blanca de tomate con guarnición de pimiento, alubias rojas con bombón de morcilla y anguila ahumada, gallo de mar complementado con crestas de gallo, y un chicharro con borrajas.

Para terminar este festival culinario, Jesús Almagro centró su intervención en la miel y el polen, con la ayuda de la investigadora Cristina de Lorenzo y del cocinero aragonés Domingo Mancho: helado, bizcocho, jarabe, gelatina y spray decorativo fueron sus aportaciones.

Compartir en:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Post Reply